Limpieza de ventanas en casa

La primera recomendación para la limpieza de las ventanas en casa, es no realizarla los días de mucho sol, el reflejo hará que no veamos nada y resulte más difícil la limpieza.

Antes de comenzar, recomendamos quitar las cortinas y meterlas en la lavadora. Mientras las cortinas se limpian en la lavadora, puedes empezar con la limpieza de las ventanas y así cuando acabes estarán listas para su colocación (no importa que todavía estén un poco húmedas, sus tejidos suelen ser fáciles de secar, y colgándolas seguido, conseguiremos que queden estiradas y no arrugadas).

Primero, procederemos a limpiar los marcos, el alfeizar y los raíles. Para ello, podemos utilizar un paño húmedo y un cepillo de dientes, con el que llegaremos a los huecos más complicados. Tened en cuenta, que si los marcos se encuentran muy deteriorados o muy sucios, se recomienda usar un producto específico para ello dependiendo del material del que este hecho. También podéis contar con profesionales, como nosotros, para ayudaros con esta limpieza.

A continuación, procederemos a la limpieza de las ventanas, recomendamos utilizar un aerosol vacío en el que mezclar una mitad con agua caliente y la otra mitad con un poco de vinagre blanco (también podéis usar los productos predeterminados para esta limpieza).

Es importante realizar la limpieza en este orden, de otra forma no conseguiremos su total limpieza:

  1. Quitar las cortinas.
  2. Limpiezas marcos, alfeizar y raíles.
  3. Cristal de las ventanas.

Equipo Limpiezas Lujambio

¿Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp

Deja un comentario